Breaking News

Disimula

9. Disimula los defectos de tu país. Recuerda que el agua participa de las cualidades buenas o malas del tubo por donde pasa, y el hombre participa de las del ambiente donde nace. Todos deben, unos más que otros a sus patrias, pues a unos les fue favorable el momento de apogeo de ésta. No hay nación que no tenga algún defecto: incluso las más cultas, que por ello censuran a las demás, por cautela o consuelo propio. Corregir o por lo menos disimular o desmentir estas faltas, será una victoriosa destreza tuya. Con ello consigues plausible crédito entre tu gente, pues lo que se veía como un defecto lo conviertes en virtud. Hay también achaques de la ascendencia o linaje, del estado, del empleo o la edad que si afectan todos a una persona, y no se atienden a tiempo, hacen que sea vista como un monstruo intolerable.

Baltasar Gracian